Ropa de cama para verano: ¿Qué material y diseño elegir?

¿Buscas la mejor ropa de cama para un verano en el que será un placer relajarte? Si te agitas nerviosamente en las calurosas noches de verano, tienes calor o no puedes conciliar el sueño debes tener en cuenta que la ropa de cama puede ser la causante, no solo los molestos mosquitos o la calidad de tu colchón. La ropa de cama ideal tiene un efecto refrescante, debe ser transpirable y absorber el sudor para eliminar la humedad. ¿En qué materiales debes centrarte?

Como sabes, al menos un tercio del tiempo total de nuestra vida lo pasamos en la cama. Asimismo, debemos prestar la mayor atención posible al entorno y cuidar el espacio en el que descansamos. De la misma forma en la que elegimos un sofá cómodo o una silla de oficina ergonómica no debemos dejar al azar los elementos que componen la cama. Por lo tanto, es importante elegir adecuadamente el tamaño de nuestra cama, el somier, el colchón, la ubicación de la cama en el dormitorio, y por supuesto, la ropa de cama que utilizamos ya que ninguno de nosotros decide irse a la cama con un pijama incómodo o espinoso. Principalmente buscamos suavidad y comodidad. Algunas sábanas, aunque sean bonitas a primera vista, no ofrecen un buen servicio para un sueño de calidad.

La mejor ropa de cama para el verano (Ranking 2021)

¿Cuáles son los criterios para elegir la ropa de cama para verano?

ropa de cama para verano

✔️ Ropa de cama nueva

En primer lugar, debes escoger el diseño según tu propio gusto. Algunos se sienten cómodos con ropa de cama floral y otros prefieren los colores oscuros con un patrón geométrico distintivo. No tienes que seguir el dictado de la moda, se trata de tu gusto y preferencias aunque también es importante armonizar el diseño con el resto del dormitorio.

✔️ Materiales suaves y fáciles de planchar

Algunos materiales se arrugan fácilmente, otros se ven bien incluso después de varias noches de uso. La necesidad de planchar la ropa de cama después del lavado depende del material del que están compuestos. La ropa de cama de algodón se plancha fácilmente si todavía tiene un pequeño porcentaje de humedad después del lavado. No es necesario planchar ropa de cama micropolar y crepé (ropa de cama satinada con tratamiento sin planchado). Si te aseguras de que la ropa de cama se vea uniforme, evitarás utilizar la tabla de planchar. Sin embargo, ¡no todos los materiales mencionados son adecuados para el verano!

✔️ Colores vivos después del lavado

La estabilidad del material y del color no se puede conocer antes de hacer nosotros mismos la prueba. Incluso un material muy agradable puede desvanecerse repentinamente cuando se seca al sol. Si buscas colores consistentes y de calidad, ten en cuenta el material del que se compone. Los fabricantes de textiles de calidad muestran la composición de la ropa de cama. De esta forma, si no puedes encontrar esta información evita comprar el producto.

✔️ Efecto de calentamiento o enfriamiento

Este suele ser un factor decisivo en la elección de la ropa de cama. Por ejemplo, la franela gracias a su hilo grueso evoca una fantástica sensación de calidez casi de inmediato. Sin embargo, probablemente no quieras pasar una noche calurosa con ropa de cama de franela. Durante el verano, los materiales más populares son 100% algodón, satén de algodón y bambú. En los siguientes párrafos te hablamos un poco más sobre los diferentes materiales que puedes encontrar en productos de ropa de cama para verano.

Materiales más populares y sus propiedades.

Los materiales que detallamos a continuación se utilizan son los más utilizados en la fabricación de ropa de cama. El orden que te mostramos es también una clasificación que expresa la idoneidad del material para las cálidas noches de verano. Aunque esta es nuestra valoración subjetiva, estarás de acuerdo con nosotros en que durante el verano nos sentimos mejor con ropa de cama de algodón, satén de algodón y damasco.

1. Ropa de cama de algodón

Las sábanas de algodón son clásicos inmejorables que se encuentran fácilmente en cualquier tienda de productos para el hogar. Es un material agradable, duradero y que conserva el color. Puede resistir décadas si se cuida adecuadamente. Si te gusta la calidad, busca algodón con un gramaje alto. Sus indiscutibles beneficios incluyen: excelente absorción de la humedad y permeabilidad al aire. Además, el material no irrita la piel. Asimismo, es adecuado para personas con la piel sensible o problemas cutáneos. Es por ello que el algodón 100% es la elección número uno para bebés. En cambio, tenemos un inconveniente: la necesidad de planchar el tejido.

  • Material de calidad con alta durabilidad.
  • Estabilidad de color y forma
  • Transpirabilidad y buena transpiración.
  • Material hipoalergénico, ideal para el verano.

2. Ropa de cama de satén de algodón

En primer lugar, podemos decir que la ropa de cama de satén es perfecta para el verano. Sin embargo, asegúrate de comprar sábanas de satén de algodón de calidad. Todos los beneficios enumerados en el párrafo anterior también se aplican a esta ropa de cama. Sin embargo, el material está diseñado para que sea suave al tacto. En verano, desencadena un efecto de enfriamiento. Es un material duradero y también está disponible en un diseño sin arrugas. Por lo tanto, requiere un lavado más sensible y cuidadoso, con detergentes suaves y a una temperatura más baja.

  • Suavidad y delicadeza excepcionales
  • Gracias a su luminosidad, el dormitorio adquiere un toque de lujo
  • Material refrescante agradable para el verano.
  • El satén de algodón tiene todas las cualidades del algodón de calidad.

3. Ropa de cama de damasco

En la tela de damasco solemos encontrar bonitos patrones en relieve. Se trata de ropa de cama elegante, lujosa y brillante. Recibió su nombre de la ciudad siria de Damasco, que fue el principal centro de textiles de la más alta calidad de su época. Algunas familias usan ropa de cama de damasco de calidad heredado de generación en generación ya que es un material muy duradero. No requiere cuidados complicados, aportará estilo a tu dormitorio.

  • Tela elegante y brillante con adornos y motivos florales tejidos
  •  Material muy duradero
  • Fácil de mantener, se puede utilizar todo el año.
  • Ropa de cama apta incluso para los más exigentes

4. Ropa de cama de bambú

Ciertamente, el bambú es un material muy utilizado en toallas, toallas de baño y calcetines. Cuenta con una absorbencia excelente y una gran transpirabilidad. Como sabes, es un material natural ecológico que provoca una sensación agradable al entrar en contacto con la piel. Combinado con algodón (la ropa de cama más fresca para el verano), absorbe muy bien la humedad y suelen ser de colores modernos.

  • Material natural, agradable al tacto.
  • Tienen un efecto de enfriamiento en verano y un efecto de calentamiento en invierno.
  • Adecuado para personas con alergias y piel sensible.
  • Ropa de cama duradera y que conserva el color con fácil mantenimiento

5. Ropa de cama de viscosa

Claro está, la ropa de cama de viscosa tiene propiedades similares a la ropa de cama de bambú. La viscosa se obtiene de la celulosa, donde el haya es la materia prima más utilizada. La viscosa se combina con el algodón y no es un material sintético. Asimismo, esta ropa de cama tiene muchas características positivas: altas propiedades absorbentes, colores sólidos y mantenimiento sencillo. Además, no es necesario plancharlas, por lo que también son una buena elección.

  • Material natural muy absorbente
  • Ropa de cama de fácil mantenimiento
  • Brillo agradable
  • Suave al tacto

6. Ropa de cama de crepe

Otra alternativa es la ropa de cama de crepé. Está hecho de algodón 100%. Los pliegues de crepe conservan su forma y no es necesario planchar las sábanas incluso después del lavado.

  • Ropa de cama de muy buen material: algodón 100%
  • Una estructura plisada permanente que conserva su forma
  • No es necesario planchar
  • Aireado y ligero

7. Ropa de cama de polialgodón

El polialgodón es una novedad en el mercado y es atractivo por su bajo precio. Su composición es algodón (35%) y poliéster (65%). Como resultado, tenemos un material muy ligero, que seca rápidamente y no necesita planchado. Son agradables al tacto y muy suaves pero pueden crear una sensación de calidez.

  • Material ligero de secado rápido.
  • Agradablemente suave al tacto
  • Buena solidez del color

8. Ropa de cama de microfibra

Es un material sintético (100% poliéster). La microfibra es un poco controvertida, algunas personas las aman y otras se asustan con la idea de acostarse con ropa de cama de microfibra. La microfibra es extra ligera, se seca en unos minutos y no es necesario plancharla. Además, el color se conserva perfecto incluso después de muchos lavados. Según afirman varios fabricantes, la microficha tiene excelentes propiedades termorreguladoras: calentamiento en invierno y enfriamiento en verano.

  • Material de secado extra rápido
  • No pesa y tiene pequeñas dimensiones cuando está plegado
  • Los colores se conservan fácilmente

9. Ropa de cama de franela

El último elemento de nuestra lista es la ropa de cama de franela, la elección número uno para los meses de invierno. La franela está hecha de algodón densamente tejido y se trata con un método de peinado especial. Además, es una sustancia natural que crea una sensación real de calidez debajo de la colcha. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado en el lavado ya que algunas sábanas de franela de menor calidad pierden el color rápidamente.

  • Material ideal para los meses de invierno
  • Gran sensación de calidez
  • Ropa de cama suave y agradable

Conclusión: ¿Qué ropa de cama deberías comprar para las calurosas noches de verano?

Es posible que hayas encontrado tu ropa de cama ideal en este artículo. Ten en cuenta los consejos que hemos añadido en cada material.

Los materiales lisos naturales son los más adecuados para el verano. Recuerda que en una noche cálida apreciarás la ropa de cama transpirable y que absorba bien el sudor. Ademas, los tratamientos del tejido facilitan el mantenimiento y el cuidado de la ropa de cama para realizar lavados más frecuentemente.

Si tienes dudas sobre los colores te recomendamos ropa de cama para verano en tonos verdes y azules que, por supuesto, recuerdan el efecto frío.